14 feb. 2008

65daysofstatic = 37minutosdegrandezamusical


El nombre 65daysofstatic surgió, según dicen, del golpe de estado guatemalteco organizado por la CIA en 1954, durante el cual la agencia estadounidense bloqueó las comunicaciones del país durante 65 días para distribuir con libertad su propaganda política. Sin dudas este curioso nombre, origen del cual no supe hasta tiempo después de haber conocido la banda, fue lo primero que me llamó la atención. No sabía con qué me iba a encontrar la primera vez que escuché este disco, y eso por lo general tiene un efecto positivo si la banda es buena.
Una mezcla de post y math rock, máquinas violentas, y una energía arrolladora hicieron que One time for all time se convirtiera en uno de mis discos de cabecera en lo que al post-rock concierne. Este es uno de esos discos en el que todas las canciones tienen algo que hace que valga la pena escucharlas prestándoles mucha atención, compenetrándose con la atmósfera creada por los diversos sonidos que salen de los parlantes. Es uno de esos discos que uno escucha y siente que está viendo a la banda en vivo y a todo volumen, aun cuando en realidad uno está tirado en la cama o comiendo cereal frente a la computadora. Pero lo que más me impactó fue el último tema del disco.
Radio protector merece, por lo tanto, un pequeño párrafo aparte. Hay discos que parecen estar hechos apuntando hacia la última canción. Son discos que crean un clímax y en los últimos minutos hacen que uno se dé cuenta de por qué todos esos temas, por hermosos que sean, están antes del último. Se me viene a la cabeza The Bends de Radiohead, que cierra con Street spirit, himno musical si los hay. Este es un caso similar. Radio protector arranca emociones fuertes, emociones que son moldeadas de a poco por el resto del disco y explotan al final.

"65 Doesn't Understand You"

13 feb. 2008

Los discos del abuelo noventas - Pt. II


Entre 1991 y 1995 (año de salida de este disco) unos cuantos muchachos estuvieron haciendo correr rumores y cassettes piratas con algunos temas de una banda llamada Down. Todo muy anónimo, nadie sospechaba que se trataba de un supergrupo. Los supergrupos suelen cagarla, Down es la excepción a esa regla tan negativa. Phil Anselmo (Pantera), Kirk Windstein (Crowbar), Pepper Keenan (Corrosion Of Conformity) y Jimmy Bower (Eyehategod) se reunieron para hacer unas cuantas odas cargadas de humo denso a la ciudad del Mardi Gras, los cajunes, el vudú y los vampiros metrosexuales. Es que NOLA no significa otra cosa que New Orleans, Louisiana. Para ese momento, el gordo Windstein grabó el bajo y tenían a Todd Strange de bajista en vivo. Hoy cuentan con Rex Brown, que solía estar a cargo del bajo en Pantera. Y hace poco sacaron un discazo.
Pero volvamos a nuestro pasado. Se metió y se mete a Down dentro del sludge, stoner, doom y bla bla bla. Si bien tiene algo de eso, también es blusero y por añadidura melancólico al menos en los momentos más calmos. Las letras comprenden el amor de estos muchachos por el sur, las drogas y lo jodido de ser adicto, la cárcel y varias otras miserias. ¿El sonido? Un pantano, profundo y denso, lleno de raíces enredadas, mosquitos y cocodrilos. ¿Mi veredicto? Impecable, si pueden escúchenlo en el porche, masticando tabaco en su mecedora.

"When I die bury me in smoke..."

6 feb. 2008

No todo es frío y guardabosques en Canadá


Ya que el señor Madero reabrió el blog edición verano 2008, yo sigo con este gran disco del año pasado. La sección '90, al menos por el momento, será exclusiva de mi colega de blog.
La tapa del disco puede resultarle muy conocida a algunos, ya que este disco fue un gran éxito. Estoy hablando del segundo LP de Arcade Fire, titulado Neon Bible. Después de un primer disco sorprendente editado en 2004, con muchos temas realmente hermosos, la banda fundada por el matrimonio Win Butler y Regine Chassagne, se tomó un merecido descanso y en marzo del año pasado salió a la venta Neon Bible. Y, afortunadamente, también el año pasado ambos discos se editaron en Argentina.
El concepto de la banda sigue siendo más o menos el mismo, rescatando la pureza de la niñez, criticando y temiendo la vida súper urbanizada, defendiendo valores tal vez ya perdidos... Una mezcla entre optimismo y melancolismo que ya se notaba en Funeral, pero que en este disco parece realzada. También el sonido del disco genera esa sensación, seguramente por haber sido grabado casi todo en una iglesia, que la banda compró y restauró.
Los muchachos de Canadá trajeron al indie una buena renovación, y de seguir así es probable que influyan a varias bandas nuevas y se venga una linda generación de bandas de esas tierras.

Arcade Fire - Neon Bible
Video interactivo de "Black Mirror", primer tema del disco

2 feb. 2008

Los discos del abuelo noventas - Pt. I

El blog se tomó vacaciones, pero ha vuelto. No en forma de fichas sino con un ciclo dedicado a una década en que la TV musical pasaba música, el reggaeton no había descargado su pestilencia sobre la Tierra y todavía podíamos ver episodios nuevos de Seinfeld. Todos los discos que aparecerán en este ciclo merecen comprarse, así que si los ven aunque sea usados en un tugurio, desembolsen que no van a arrepentirse.

Screaming Trees - "Dust" (1996)


En 1996, estos muchachos, que siempre estuvieron comercialmente varios pasos atrás de sus compañeros de ciudad (Nirvana, Pearl Jam y yada yada yada) sacan su último disco. "Dust" es considerado por la crítica una joyita grunge, pero como a mí las etiquetas me disgustan les cuento que ademas de cosas de Seattle pueden encontrar psicodelia, aires bluseros muy oscuros y asomos de lo que ya había empezado a componer su líder Mark Lanegan como solista. Para quienes no lo ubiquen, el muchacho es la voz cascada de "Hangin' Tree" y varios temas más de los
Queens Of The Stone Age además de tener editados varios discos solistas, todos muy recomendables. Disfruten el trip al pasado.

"She wears a halo of ashes..."