31 dic. 2010

20 discos del año 10

Estimados no-lectores:

He aquí mi breve balance de lo que fue este año musical. Una selección de 20 discos para deleite de sus oídos y sufrimiento de todo ser amusical que ande dando vueltas por su vida.

El mejor, lejos...

Arcade Fire: The Suburbs


La psicodelia en distintas formas...

MGMT: Congratulations



Deerhunter: Halcyon Digest



Autolux: Transit Transit



Íconos del indie en Escocia...

Belle and Sebastian: Belle and Sebastian Write About Love



...y en Estados Unidos.

The National: High Violet



La dosis de post-rock que nunca puede faltar en este blog, de la mano de...

Red Sparowes: The Fear Is Excruciating But Therein Lies The Answer



My Education: Sunrise




Souvenir's Young America: The Name Of The Snake



Mogwai: Special Moves
Enlace


Para soñar, dream/indie pop del mejor...

The Clientele: Minotaur



Beach House: Teen Dream



El robot bajo el agua: A Dolores que percibió la grandeza



El ROCK...

The Dead Weather: Sea of Cowards



Dos regresos con gloria tras algunos años de ausencia...

Massive Attack: Heligoland



Clogs: The Creatures in the Garden of Lady Walton



Una nueva colaboración entre dos grandes...

Isobell Campbell & Mark Lanegan: Hawk



El soundtrack que todos soñamos...

Daft Punk: Tron Legacy



Y nunca falta la música canchera para divertirse...

Mike Patton: Mondo Cane



Vampire Weekend: Contra


Descargar


Espero que la selección sea de su agrado. Seguramente el otro integrante del blog (el que sostuvo el blog a lo largo de este año) va a mandar su top algo y habrá ciertas diferencias. ¡Viva la subjetividad!
Cualquier problemas con los links, chiflen.

Feliz, feliz, alegre, alegre 2011.

28 nov. 2010

Todas las ciudades son ninguna



Saxos detectivescos, beats electrónicos, pianos, loops, la voz del arlequín noruego con miles de efectos. Aires de urbe sórdida, de esas con frío que corta y lluvia constante. Besos perdidos en escaleras, caminatas sin punto de llegada, desasosiego. Los lobos desafían. A todos: a sus fanáticos de la primera hora, a los críticos y, más importante aún, a ellos mismos. Esta música para una película interior tiene trazos de Lynch, Danielewski, Hitchcock, Hesse y otros, pero todo sobre un lienzo de color indudablemente Ulver. Instrucciones: dejarse llevar y prestar atención a las historias que cuenta el chofer de este viaje desconcertante.

4 jul. 2010

El Universo en un grano de arena


Un viaje astral por las ideas de Copérnico, Galileo, Rimbaud, Darwin y Richard Dawkins entre otros. "Heliocentric" es un disco conceptual sobre, justamente, la visión heliocéntrica del espacio, las objeciones absurdas de los mismos de siempre y la evolución humana. Ahí entran todos los personajes mencionados, sus ideas y sus críticas a la anquilosada y obtusa visión de la iglesia. Como marco de fondo hay estructuras que remiten a Tool, cuerdas y pianos con un aire a The Pax Cecilia, un par de guiños a Shels e Isis, una obsesión espacial como la de Rosetta y todo eso sin perder ni un poco de personalidad. Un disco excelente para acercarse a este género que suele contar con bandas muchísimo más agresivas. Hay voces podridas, pero no teman que son pocas.


Password: "snoopy" (todo aquel que pone passwords a los archivos es un auténtico forro)

30 may. 2010

La dignidad de las derrotas mundanas

Historias que terminan, otras que nunca empezaron, cuentos enormes truncados por la desidia de sus protagonistas. Instrucciones para perder con estilo. Un acertadísimo resumen de estados mentales, relatado por una voz con las dosis justas de alcohol, indiferencia y fatiga. De regalo unos arreglos que como siempre mejoran con cada escucha, cuerdas con niebla, voces tímidas de fondo, pianos cansados. Detalles mínimos que vas a percibir cuando se te ocurra apretar play a las 2 de la mañana, ya sin café y con el cenicero superpoblado. Más habitantes para un planeta imaginario de losers, colonizado por personajes de Tom Waits, Bruce Springsteen y Charles Bukowski. La certeza inevitable de estar haciendo todo al revés porque no podrías hacerlo de otra manera. Fantasmas, paranoicos, pobres diablos, fracasados y hombres de poca fe. Una reunión imposible de rechazar y el último capítulo de una discografía impecable.

"I had a hole in the middle where the lightning went through..."


9 may. 2010

Un trance sádico


Más de una vez me encontré explicándole a algún cabeza de termo por qué me gusta tanto Deftones. Por qué me parece que no son una bandita más de toda esa camada de finales de los 90s que se preocupaba más por parecer conflictuadita que por componer buenas canciones. Acá está el mejor argumento, bajo los ojos negros del búho. Densidad emocional en 10 temas. Un Carpenter inspiradísimo que hasta se apropia de unas notas de los pantanos de Louisiana. Las letras que todos queremos escuchar, esa cosa de mezclar amor, sexo, decadencia y muerte que tan bien les sale a estos pibes. Pesadez, pesadez de la buena por todos lados. Capas de efectos cortesía de Frank Delgado que ya hace años dejaron de ser relleno. Abe sólido como una montaña en cada golpe. Y Chino reventándose la garganta como nunca (se le va a complicar en vivo, más que nunca). Si el grito desgarrador de "Royal" no te mueve un pelo, si el estribillo de "Beauty School" no te llega, si no querés cantar "the sound of the waves collide" a los gritos durante "Sextape"...digamos que deberías pedirle tu alma de vuelta a Milhouse.


3 may. 2010

Despertando gigantes con canciones de cuna


Como la muñeca de la tapa, la tímida guitarra que abre "Windowpane" está cargada de una especie de nostalgia cuasi tanguera que obliga a prestar atención, a detenerse y acompañar a esta extraña confabulación sueco-uruguaya en un viajecito lleno de pasado, nubes grises, ventanas que dan a campos desolados y fotos guardadas en cajones repletos de objetos inútiles. La crudeza habitual de las voces de Mikael Akerfedlt le cede el lugar a un cálido tono intimista, las guitarras a veces se acuerdan de Astor, el tecladista invitado tuvo un viaje astral a los 70s y todo invita a mirar para adentro. "Damnation" es una clase de cómo hacer música melancólica sin caer en el cliché del nene rico que tiene tristeza. "Damnation" también es el único disco de Opeth que podés poner de fondo en una reunión familiar y quizás recibir un "qué linda música, nene" de parte de alguna tía pacata peinada como David Lynch. "Damnation" es pura sutileza, buen gusto y miles de sentimientos en apenas 8 canciones. Con él les doy la bienvenida a la resurrección de este inconstante blog.